domingo, 26 de diciembre de 2010

2010, un año de libros.

2010 un año más de crisis, también en el mundo del libro que como todos los sectores del comercio se ha visto afectado por estos tiempos de desolación y angustia económica. Aunque sería injusto equipararse con otros sectores que se han visto mucho más afectados. A los libreros nos han ayudado a sobrevivir títulos como “El tiempo entre costuras” de María Dueñas, “El Asedio” de Pérez Reverte, “La caída de los gigantes” de Ken Follet… pero sobretodo los libros de bolsillo. Unos pequeños aliados que este año más que nunca han conseguido poner una red al triple salto mortal de la caída de ventas en el mundo librero. Una literatura concentrada, con peor calidad en el continente pero la misma en el contenido y sobretodo más barata.


El año del Planeta de Mendoza, el Nadal de Clara Sánchez, el Cervantes de Matute y el inesperado Nobel de Llosa que han puesto en primera plana también que todos los premios ayudan a alzar una obra y miles de ejemplares de más en las calles.

Y sin duda ha sido un año de grandes pérdidas literarias que a su vez, como casi todas las ocasiones han traído grandes ventas. Se nos fue Delibes paisano inolvidable, Saramago, Benedetti, Manuel Fernández Álvarez, Tony Judt, J.D. Salinger… entre otros y sus libros volvieron a ser protagonistas de nuestras mesas y de las mesillas de los clientes. Es muy curioso comprobar una año más como la perdida, la muerte de un gran autor hace revivir de forma extraordinaria no su literatura que siempre fue de la misma calidad sino las ventas. Y sería muy injusto juzgar eso puesto que es así como hasta después de la muerte los grandes autores continúan más vivos que nunca.

El día del libro con nuestras librerías en las calles para que nuestros vecinos nos conozcan miren nuestros libros los toquen los sientan, compren alguno que otro de su gusto y sepan dónde nos pueden visitar durante todo el año. La feria del libro pasando frío en nuestras casetas y aguantando los chaparrones. El verano con el resurgir del libro “para la playa”, las campañas de texto de septiembre y ya en estos días la vorágine de navidad.

Por último a destacar en este año de libros es la explosión del mercado de los libros digitales, ebooks. Ya convivimos en nuestras librerías con esos nuevos compañeros de viaje lector que están llegando a muchas casas. Son pequeños, portátiles y pueden albergar gran número de libros en un mismo dispositivo. Para muchos nunca serán un libro, para muchos otros ya lo son desde hace meses. Y sin duda alguna estas navidades serán uno de los regalos más solicitados. De una forma u otra la cuestión, el placer, la necesidad… es leer, disfrutar de la lectura de aventuras y vidas que no son la nuestra.

Estas navidades aparte de las bolas de colores y la estrella, cuelga un libro en tu árbol de navidad.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Todo lo que se llevó el diablo

Javier Pérez Andújar, Tusquets, 2010.

Pérez Andújar nos acerca a las Misiones Pedagógicas, proyecto educativo que durante la Segunda República se propuso acercar la cultura al mundo rural y para ello organizó una red de maestros voluntarios ("misioneros") que iban por los pueblos llevando bibliotecas móviles, teatro de títeres, cortos de cine, etc.

En la novela cruzan tres ejes: en 1935, las aventuras de unos maestros que se dirigen a la sierra de la Culebra con su cargamento de libros; también en la misma época, el deambular de Velasco Flaínez, muchacho lobero que queda huérfano y vaga en busca de un tío suyo al que no conoce (ambas historias se cruzarán a mitad de la narración); y en el tiempo presente, el seguimiento de un coleccionista de cómics de la figura de Arcos Paulín, dibujante español que se exilió tras la guerra y acabó sus días en Bruselas. En medio, apariciones de personajes históricos: Azaña borracho lamentándose por el curso de los acontecimientos; Tomás Navarro Tomás y Zamora Vicente preparando el atlas dialectal de España (en una caracterización que roza lo ridículo), García Lorca dirigiendo una actuación de La Barraca...

La alteración de tiempos nos permite acercarnos al "durante" y al "después": recrea la inestabilidad política, la violencia, las posiciones de burguesía e iglesia, y dibuja qué ocurre tras 1939, el exilio forzado de los perdedores.

La parte dedicada a ilustrar sobre las Misiones es didáctica e interesante, y el camino de Velasco Flaínez está repleto de encuentros con de tipos curiosos que nos recuerdan el esquema de la novela picaresca, que le van dando enseñanzas más o menos válidas y de los que obtiene objetos que le ayudan en su viaje. Ahora bien, lo que debería convertir esta narración en novela (la creación e interactuación de personajes) queda bastante pobre. El protagonismo está demasiado repartido, nos encontramos con muñecos que sólo sirven para mantener diálogos, con frecuencia largos y artificiales (especialmente entre los maestros), que permitan ilustrar sobre el tema en cuestión. Los personajes no tienen fondo suficiente, y la novela queda coja. Muchas de las anécdotas que cuenta parecen caricaturescas y son difíciles de creer. Y no me convence cómo entreteje los capítulos de 1935 con los actuales; no acabo de entender qué aporta la figura de Paco Castañón tomando cañas con sus amigos o paseando por Bruselas. Creo que hubiera funcionado mejor ambientada en un único momento.

Conclusión: sólo recomendable para aquellos interesados en acercarse al proyecto de las Misiones Pedagógicas.

domingo, 19 de diciembre de 2010

10 razones para no leer "El psicoanalista" y 1 para leerla


1 razón para leerla: es el único título que parecía potable de la colección "Librinos". Pero ya se sabe que no se elige regalo por el color de la caja....

10 razones para no leerla:

1. Porque aunque la titulen "El psicoanalista" en vez de "El analista" (en el original el título es "The Analyst"), en el interior traducen todo el rato "analyst" por "analista" en vez de por "psicoanalista".

2. Porque la acción no tiene sentido. Si un asesino quiere cargarse a alguien, se lo carga. Si quiere jugar con él, juega. Pero alguien con la paciencia y la planificación suficientes para adelantarse a cada paso del psicoanalista, ¿se conformaría con un suicidio fingido donde no hay cadáver? No me lo creo.

3. Porque los nombres de los personajes son ridículos. Los podría entender en una novela juvenil, pero no diseñados para un público adulto: Rumplestiltskin para el malo malísimo (venga, hombre...) Virgil, Merlin, Richard Lively... y por si no caes te lo explican: me llamo Virgil, seré tu guía en el infierno...

4. Porque la forma de comunicarse es ridícula: como soy un malo muy malo, escribo poesías propias de un niño de 5 años:

la vida era alegre en el pasado:
un retoño y sus padres a su lado.
El padre soltó amarras, se largó,
y entonces todo eso se acabó.

5. Porque los secundarios no se sostienen: Virgil, que se presenta desnuda en la primera visita ¿para desconcertar? (única alusión sexual en una novela donde hay sangre pero muy poca piel) es absurdo. Y el maestro psicoanalista, que te huele mal desde el principio, diseñado expresamente para que sospeches de él; que asocia una cronología que no acabo de pillar, y que sigue el juego del gato y el ratón cuando sí que no tiene ningún sentido. Y a partir de cierto momento, cuando te das cuenta de que tienes que conocer al malo malísimo, y dices.. no será fulano... y es. Pues anda. Si hasta yo acierto quien es el malo, para que tragarse todo este rollo.

6. Porque la evolución del protagonista es aburrida. La primera parte de la novela es entretenida. Tiene un ritmo rápido, y como señaló una buena amiga, no sabes si los descubrimientos de Ricky se deben a su astucia o si sólo sigue las migas de pan que el malo le deja. Pero a partir de cierto momento, el psicoanalista decide convertirse en Rambo: se maza en el gimnasio, aprende a disparar, crea identidades falsas... Y ya sabes todo lo que va a venir después.

7. Porque el malo es muy listo y borra todas sus huellas, pero luego vaya cagada hace en el pasado con el tío de los perros y el cementerio donde están sus supuestos padres...

8. Porque aun cuando el malo es poderoso y aparentemente inteligente, no te dejan ponerte de su lado: buh, pobre, con lo mal que lo pasó de pequeño, pero mira cómo sacó su familia adelante, sólo le falta haber ido a clases de literatura para hacer poesías un poco mejores.

9. Porque no aporta nada, no entretiene, no aprendes nada, el doctor podría ser dentista o carpintero que para lo que utiliza la psicología no sé para qué estuvo tantos años estudiando.

10. Porque su visión moral es tremendamente tradicional y no tiene matices, lo que significa justificar la venganza, expiar el pecado, etc.

Pdta: lo sé, mea culpa, que ya sospechaba que iba a ser un truño, y aun así la cogí...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El tiempo mientras tanto


El tiempo mientras tanto, Carmen Amoraga, Planeta, 2010
Finalista del Premio Planeta 2010
María José lleva en coma irreversible desde abril. Sus padres, Marga, Joaquín o Cleopatra van desfilando, sin esperanza pero con una sonrisa e inmenso amor, a los pies de su cama. Solo cuando la acompañan, cuando cogen su mano y la hablan bajito se liberan. Pero detrás de la puerta de la habitación cada uno tiene sus miserias.
Y de esto trata el libro. Es un baile de desgracias, confidencias y sufrimiento alrededor de la esperada muerte de María José. Ella, inmóvil en su cama, asiste inconsciente a la amargura de su madre, la resignación de su padre, el dolor de Marga, o los cuidados de Cleopatra.
Es un relato duro. Duro por el final y duro porque mientras tanto la vida sigue, y sigue mal. Porque “la vida no fue como ella imaginó”. Además de dejar un sabor amargo con el desenlace, durante toda la novela se nota la tristeza, y parece como si quisieras mandarles callar para protegerla, porque ella es realmente lo importante y a veces lo olvidan.
Por sencilla que parezca la trama es un libro humano y que invita a reflexionar, a analizar cómo reaccionamos ante las desgracias, cómo casi siempre son el detonante de algo, bueno o malo, que la rutina no deja destapar. Y cada uno lo saca como quiere, como puede, o como le enseñaron.
Virginia

jueves, 9 de diciembre de 2010

Mitología de Nueva York


Mitología de Nueva York, Vanessa Montfort, Algaida, 2010
XLII Premio de Novela Ateneo de Sevilla
Prometedora sinopsis: Nueva York, partidas de Black Jack, crímenes, organizaciones ocultas…Y sin embargo lo mejor que puedo decir es que le salva del desastre su original estructura y el juego de voces narradoras.
Teniendo una buena cantidad de exitosos ingredientes, la autora sólo es capaz de “volvernos locos” con la superposición de narradores, guiños a la gran Rayuela e invitaciones del mismismo protagonista a que dejemos de leer si queremos llegar con vida al final. Y no va desencaminado. Si no he desistido ha sido por propio orgullo, no por falta de ganas.
Dan es un ludópata que la policía maneja como señuelo infiltrado en sus operaciones más arriesgadas. Noches de juego al límite, posteriores borracheras, visiones extrasensoriales, mensajes sin sentido y algunos muertos sobre la mesa. Y después de cada párrafo, un monólogo de Dan, o una paranoia, no sé.
Y de ahí al final, 400 páginas buscando y buscando algo más que no aparece, porque hasta el desenlace se pierde entre la palabrería del muchacho.
Por ahí he leído alguna opinión, y parece que soy la única que le da un palo considerable… No digo que sea una obra mala, simplemente no me ha gustado y no creo que lo recomiende estas fiestas, nada más, que ya es bastante…
Una decepción, demasiadas expectativas quizá
Virginia

miércoles, 8 de diciembre de 2010

La Cena

Herman Koch, Salamandra 2010.


¿Es posible escribir 300 páginas de una novela y que no trate de nada más que de cuatro personas que estén cenando? Y lo que es mejor: ¿Es posible que no te aburra que no ocurra nada más? Pues sí y rotundamente sí.

Me ha fascinado esta novela, calificada como la sorpresa editorial del 2009 en Holanda y lo curioso es precisamente lo poco desarrollada que está la acción del libro y cómo consigue atrapar a todo aquel que se acerque hasta ella.

Ámsterdam, un restaurante muy muy pijo, dos matrimonios en los que ellos son hermanos y mucho más por descubrir de sus vidas, aparentemente normales, de lo que parece cuando les conocemos. Paul y Claire, por un lado; Serge y Babette por otro. Sus principios irán moldeándose a la luz de los acontecimientos acaecidos entre sus hijos de una forma asombrosa. Lo injustificable a todas luces encuentra justificación aparente en boca de sus padres.

Es una novela fresca, actual, provocadora, con algún toque de humor y con muchos más de moral aunque se deje el final abierto para que seamos nosotros, lectores insolentes, los que decidamos si por un hijo un padre está dispuesto a cualquier cosa sin controlar los límites del mal y lo que está peor todavía.

Un final apoteósico que te deja con la boca abierta como una buena peli de misterio. Mi enhorabuena a Salamandra que ha vuelto a poner en funcionamiento su buen olfato para acercarnos a este autor holandés, desconocido hasta el momento para mí.

Sin duda, es uno de los libros que guardaré en mi recuerdo. Fantástico.

Noelia

viernes, 3 de diciembre de 2010

La mujer de mi vida

Buddhadeva Bose, Seix Barral, 2010.

Título sugerente y edición bonita, en cartoné y tela con dibujo dorado. Seix Barral deja su formato habitual (lo ha hecho varias veces esta temporada con la Biblioteca furtiva) para destacarnos la obra de Buddhadeva Bose, "uno de los mejores autores bengalíes de todos los tiempos". Editada en bengalí en 1951, Seix Barral la traduce desde el inglés.

Una noche gélida de invierno en una pequeña estación de provincias, el tren no llega y los viajeros deben pernoctar allí. En la sala VIP, cuatro hombres maduros se resignan a pasar la noche. La visión de una pareja joven les hace recordar el sentimiento del amor cuando éste se experimenta de forma tan poderosa que puede con todo lo demás. Para entretenerse, cada uno contará a los demás cuál es su historia de amor, cómo y dónde conocieron a la que consideran la mujer de su vida. Son amores de juventud, que ellos recuerdan muchos años después con nostalgia, tristeza y ternura.

Dos son los aspectos que más me han llamado la atención: el reflejo de las costumbres sociales, pues se remonta a sociedad bengalí de los años 30, donde las relaciones prematrimoniales estaban rígidamente establecidas; y el papel de la mujer, aparentemente relegada al entorno doméstico, pero también cultivada, inteligente, es en realidad la que decide qué y cómo ocurre.

Narración de formato clásico que entretiene aunque no apasiona, gustará a personas mayores y a los nostálgicos del pasado.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Resultado Encuestas

Hace un mes propusimos un par de preguntas para nuestras encuestas, estos han sido vuestros resultados:

¿Desbancará el libro digital al de papel?
Un aplastante 85% respondieron que no lo hará, pero más significativo es el 14%, un porcentaje nada desdeñable que ya están seguros de que el libro de papel tiene por delante un futuro incierto… El tiempo nos responderá.




¿Cuál crees que será el libro de estas navidades?
Victoria por la mínima de Follet con sus gigantes con un 33% seguido muy de cerca por las incansables costureras de Dueñas, con un 29%. El premio nobel Llosa con su sueño del celta obtuvo un 25%. Batacazo destacable las votaciones de Inés y la alegría ( 0 votos ) y Díme quién soy ( 1 voto ).
Gracias a todos por participar.


En esta ocasión ante la aparición estos meses de nuevos formatos como los Ereader (libro digital) y los librinos (bolsillo de verdad); os proponemos que elijáis cual es vuestro formato preferido para leer. Trade (tapa dura), Rústico (bolsillo), Librino (mini bolsillo) o Ebook (digital).

¡Vota!

viernes, 26 de noviembre de 2010

¡Mi libro electrónico!


Señoras y señores, el libro electrónico ya está aquí, como os adelantó Óscar hace unos días. Y yo he sido la primera (pero no la última), de todos mis compañeros, en sucumbir a sus encantos.
Es increíble lo cómodo que resulta, por peso, dimensiones y aplicaciones (excepto el diccionario de español, al que tienen que dar una vuelta…). Te permite llevar en uno de los compartimentos del bolso miles de libros, quitar y poner a tu antojo, releer, subrayar, anotar… y todo en apenas unas pulgadas y sin necesidad de ir a la estantería cada vez.
La instalación e inicialización técnica es fácil, sencilla y para toda la familia siempre y cuando se haya instalado un programa alguna vez, se haya dado de alta una cuenta o se haya conectado un disco extraíble/usb al ordenador… si no es así, será complicado, por breve que resulte. Y como casi siempre, las instrucciones no ayudan demasiado.
Quizá cueste un par de libros la adaptación al formato (alguno más en el caso de los más escépticos) para los que vivimos a destiempo con la evolución tecnológica (mucho más fácil cuanto más joven es una ecuación obvia en este caso), pero sin duda llegará.
Y sí, puede ser más “auténtico”, romántico y purista tocar el papel, valorar la encuadernación o cuidar las esquinas de un libro para conservarlo hasta la posteridad, pero los avances se nos imponen por derecho, y sus ventajas también. Podremos tener casas enormes y ser avezados lectores, pero las estanterías se acaban y los libros se deterioran.
En cuanto al primer e-book que he leído…en fin, fue una excusa, porque Millás y yo nos llevamos bien si él hace de periodista, pero cuando se mete a concienzudo escritor y le sale una fabulilla mala (con perdón)…ya no me cae tan bien.
En fin, que estoy encantada, lo recomiendo a todos, niños, grandes, viajeros, lectores compulsivos, amantes de los gadgets, usuarios del transporte público…Yo voy con el mío a todas partes.
Virginia

¡Bienvenidos LIBRINOS!


Ayer recibimos los Librinos, la nueva colección de bolsillo de Ediciones B.

¡Nos han encantado!

Son de un formato muy original: pequeños, apaisados, en papel biblia, su grosor es mínimo incluso con títulos de muchas páginas (sale "Africanus" de Posteguillo, que en trade tiene 720 págs). Miden 8x12 cm. ¡por fin un bolsillo que cabe en un bolsillo!

Son muy graciosos y les deseamos larga vida (Óscar y yo ya hemos picado).

Lo mejor: la innovación. Desde los acuáticos de Suma de letras no veíamos nada original, y éstos no eran muy prácticos.

Lo peor: la selección de títulos, que Ediciones B ha publicado en tantos formatos que poca gente queda en el país a la que le interesen esos libros que no los tenga ya; y que la única novedad, Posteguillo por fin en bolsillo, sea el primero de una trilogía, y no sepamos si los otros volúmenes compartirán formato.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

El club de los optimistas incorregibles

El club de los optimistas incorregibles. Jean-Michel Guenassia. Rba. 2010

Valeeeee sí es cierto, he tardado en leerlo más de lo normal, pero he de explicar en mi defensa que ha sido una lectura costosa pero gratificante. De esos libros en los que vuelves a leer párrafos una y otra vez para captar toda su profundidad. Sirve esto para mi defensa ¿no? Ea, pues al lío.

Esta es la historia de un grupo… no de amigos, sino más bien de extraños compañeros de viaje. París, 1952. Capital de la Europa Occidental en un tiempo en que la guerra fría arrasaba el pensamiento y el día a día de un continente que añoraba el pasado y veía con tenebrosidad el futuro. Un periodo en el que decenas de miles de ciudadanos de la zona comunista intentaban huir de su país por miedo a la opresión, la cárcel o la muerte; abandonando a sus familias y sabiendo, casi a ciencia cierta que jamás podrían volver a ver a sus hijos. Los intelectuales que no casaban con los ideales comunistas fueron muchos de esos emigrantes forzosos que tomaron la capital francesa como punto de liberación y a la vez punto de partida para empezar para comenzar una nueva vida, muchas veces peor que la dejada en sus países, pero con lo más preciado que allí habían perdido: la libertad.

Este es el ecosistema social en que se desarrolla la novela de Jean-Michel Guenassia donde un joven Michel , un voraz lector, vive con su familia; una madre histérica, un padre muy unido a él, su indiferente hermana y su hermano mayo Franck, idealista que dejará detrás a todo el que lo quiere para irse a Argel a luchar pos unos ideales. La marcha de Franck a Argel hará que Michel se una más a la novia de su hermano y compartan la angustia por tener a alguien a quien quiere encerrado en una guerra a la que, encima, fue por propia voluntad.

Con el personaje de Michel como hilo argumental nos vamos adentrando en cada una de las vidas de aquellos hombres que forman un club de exiliados, de fracasados, de supervivientes… un club de simples jugadores de ajedrez; el club de los optimistas incorregibles.


Lo Mejor: El sentir entre las líneas de cada párrafo la sordidez, angustia, sosiego, esperanza, fuerza, ánimo, dolor, vitalidad… de vivir en aquellos años. Y un gran final

Lo Peor: La, en mi opinión, excesiva concentración de datos históricos que la convierten en muchas ocasiones más en un ensayo que en una novela.

martes, 23 de noviembre de 2010

Dime quién soy


Dime quién soy, Julia Navarro, Plaza & Janés, 2010
Es curioso como desde hace unos meses nuestras estanterías se están llenando de novedades cuyas historias se enmarcan en la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial…especialmente en un momento complicado como el que vivimos.
Dime quién soy es la vida de Amelia Garayoa, pero es un retrato de una de las épocas más convulsas del continente, desde la Segunda República española hasta la caída del Muro de Berlín.
Guillermo Albi, joven periodista fracasado, debe reconstruir paso a paso la vida de su bisabuela Amelia, de la que lo único que se sabe es que huyó de España antes de que comenzara la guerra, abandonando a su marido y a su hijo, en nombre del comunismo y la pasión. Para ello contará con la ayuda (a veces “manipulada”) de historiadores, archiveros, supervivientes que superan los 90 años con dignidad, amigos y familiares.
El libro se estructura en seis grandes capítulos, seis de los nombres más importantes de la vida de aquella joven rebelde e inconsciente a partes iguales. El nexo de unión es Guillermo, ella la protagonista, y ellos su motivación. A cada vuelta de página comprobamos que la novela de Amelia es la novela de los hombres de su vida.
La narración es una complicada tela de araña, de tramas y personajes relacionados entre sí. Quizá sea difícil comprimir la vida de alguien en un libro, pero las 1097 páginas se hacen largas a veces, y hacia la mitad parece que la autora baja la intensidad y sigue escribiendo por inercia hasta recuperar el ritmo al final.
Desde luego que la historia tiene su miga, y la protagonista sus dobleces. Es, sin duda, una gran sufridora, una idealista, pero desde la mirada de hoy me parece difícil comprenderla a veces, sobre todo por qué supeditó su vida a la política.
Lo mejor: el final. Buen golpe
Lo peor: la extensión de la novela, aunque esté justificada
Virginia

domingo, 21 de noviembre de 2010

Una inquietante simetría

Audrey Niffenegger, Salamandra, 2010.

Me gustaba el título y me gustaba la portada. Me gustaba la idea de que este libro fuera una apuesta para Salamandra lo suficientemente importante como para sacarla en tapa dura, poco habitual en ellos. Y poco más me ha gustado porque, señores, esta novela no merece la pena. Dos pares de gemelas, dramón familiar, un cementerio y fantasmas son los ingredientes un cóctel insípido y demasiado espeso.

Me recuerda ligeramente a "El cuento número trece". Conserva el peso de los secretos del pasado, el ambiente tétrico, el inmovilismo. Me gusta el juego de gemelas, y me gusta Martin, el vecino con TOC. Sin embargo, creo que sobran páginas (tarda más de cien en empezar a tener un poco de intriga), sobran historias (se profundiza demasiado en los secundarios, y eso también colabora en la extensión: ¿era necesaria la información sobre la vida de los muertos del cementerio, sobre la relación con Marijke una vez ella está en Ámsterdam, sobre los nietos de Jessicca...?), sobra imaginación (qué decir de la última parte; no cuento para no destrozarla, pero, aunque admito que algún giro me ha resultado sorprendente, creo que se le va de las manos de mala manera... ¿cómo llega Elspeth a su piso? ¿por qué no pueden salir, pero sí apoyarse en los pájaros?) y falta coherencia, o que alguien me explique, si Elspeth es tan mala, cómo pueden quererla tantos personajes a lo largo de la novela, y si no lo es, cómo puede seguir después de lo ocurrido... Y mejor ni hablamos del drama de esa familia, es que eso no tiene nombre... Y vaya santo, Jack, tantos años con lo que tenía encima....

Una vez terminada, he creído entender que la apuesta se debe a las ventas de la primera novela de la autora: suya es "La mujer del viajero en el tiempo". Desde luego, por mí no repetirá hazaña. Porque al que me pregunte le diré que no pierda el tiempo leyéndola.

Cada siete olas


Cada siete olas, Daniel Glattauer, Alfaguara, 2010
Y otra vez Emmi y Leo. Recuperamos la historia que se quedó en interrogante en Contra el viento del norte.
La misma estructura, los mismos diálogos ácidos y ágiles. Quizá más dramáticos; han pasado dos años desde aquel primer erróneo correo electrónico. Y en dos años, en un mensaje cada cinco minutos (incluso menos) caben muchas palabras, para bien o para mal.
En esta nueva entrega el autor parece cerrar la historia, pero acabará por encontrarlos y descubrir quién es quién, o dejará que su “relación virtual” se distancie hasta que cada uno vuelva a su vida y a un ritmo “cabal” de movimientos en la bandeja de entrada. Ay! o Ay… Leedlo y lo sabréis.
A mi me ha gustado descubrirlo, por fin.
-Lo mejor: el “pin-pong” entre ambos
-Lo peor: no sé por qué estos títulos y no otros, no les pegan a los protagonistas
Ya me diréis dónde ponemos el desenlace…
Virginia

jueves, 18 de noviembre de 2010

Vida y opiniones de Juan Mal-herido


Juan Mal-herido, Melusina, 2010.


¿Le habéis echado un vistazo alguna vez al blog del lector mal-herido: http://lector-malherido.blogspot.com/? El autor plasma sus opiniones sobre los libros que va leyendo, y suelen ser demoledoras. Se guía por un concepto muy personal de qué tipo de literatura quiere leer, y despedaza todo aquello que no le resulte interesante. Mal-herido parece a veces inteligente, a veces adolescente perpetuo, a veces cansa por repetitivo. Pero con mucha frecuencia resulta divertido. Su voz tiene tal eco que Melusina ha decidido imprimir una selección de entradas del blog en este libro. Es pequeño, de ese tamaño bolsillo "real" que sí cabe en el bolsillo. (Y es de Melusina, que eso siempre es un punto).

Es muy recomendable. Ya me diréis porque es el típico que suscita polémica, pero Óscar y Noe ya se han echado unas risas!

martes, 16 de noviembre de 2010

Jesús me quiere

David Safier, Seix Barral, 2010.

Pues aquí está la reseña de la segunda esperada novela de este periodista alemán que tantas sonrisas nos dejó caer con Maldito Karma.

En este caso, la protagonista vuelve a ser una mujer treintañera, Marie, hija de padres felizmente separados y traumatizada de por vida por ello, hermana de Kata (una hermana “despegada”) y amiga de Michi, dependiente de videoclub eternamente enamorado de ella. Junto a ellos, aparecen la novia de su padre y su hija, el novio de su madre y el mismísimo Dios que aparece con la apariencia de una zarza ardiendo y de Emma Thompson en otras ocasiones, y el demonio, con la de un George Clooney bastante mejorable.

Todo comienza con un “NO” en el altar y a partir de ahí, empiezan a desfilar personajes celestiales bastante terrenos, adornados con una pizca de ironía y bastante gracia. El mismo Jesucristo, protagonista junto con Marie de la novela, aparece de improvisto a reparar el tejado (como carpintero siguiendo el legado de su padre en la tierra) y acaba decidiendo si el Juicio Final llega o no.

Es divertida como la anterior novela y lo cierto es que aunque trata con personajes divinos, es bastante respetuoso para no ofender a nadie, visto lo visto con otros autores. Sin duda, el autor al menos ha leído algunos fragmentos de la Biblia (aunque tampoco en exceso, para qué nos vamos a engañar).

Parece que en este caso, la novela será llevada al cine y Safier ya tiene preparada la siguiente obra que también publicará Seix Barral: De repente, Shakespeare. Veremos a ver qué tal.

Noelia

domingo, 14 de noviembre de 2010

Parece que fue ayer...

Y parece que fue ayer…

Pero no, el 15 de Noviembre hace exactamente un año que empezamos con esta pequeña ilusión que es para todos nosotros contaros lo que poco a poco vamos leyendo, junto con alguna reflexión de este nuestro trabajo de libreros que es lo que más nos apasiona y por eso quisimos un día compartirlo con todos vosotros.

Siempre he dicho que para mí trabajar rodeado de libros era un sueño hace tiempo, un sueño que se cumplió y que día a día me hace ser sentirme muy orgulloso de formar parte de este mundo. Desde el primer día note que este sí era mi sitio. Y sé que mis compañeras de blog comparten conmigo plenamente esa sensación de que lo nuestro, es ser libreros.

Han sido 109 entradas, más de 9000 visitas y más de 100 los libros de los que os hemos comentado lo que nos parecían, siempre con una visión absolutamente personal y sincera para bien… o para mal que más de un palo gordo ha habido para varios libros. Simplemente leemos los libros que nos apetecen y os hablamos de ellos. Y así seguiremos haciéndolo.

Un agradecimiento muy especial a nuestros incondicionales seguidores. Besos y abrazos a cada cual lo que le corresponda :)

Muchas gracias por seguir acompañándonos y como dijo siempre nuestra cabecera… “Porque ya es (sigue siendo) el momento, os contamos lo que vamos leyendo y lo que nos parece”.

¡Feliz Cumpleañosssssssssssssss!

“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullece las que he leído” (Jorge Luis Borges. Elogio de la sombra).

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El futuro ya está aquí.



Después de haber solucionado los accesos directos a los videos , ahora si colgamos el post como debe ser, perdón por la tardanza... ahí va:
Navegando entre periódicos este fin de semana de lluvia me encontré con un artículo, en que se explica el próximo nacimiento del "Spotify de libros". Para todos aquellos que no lo conozcáis, Spotify es un programa gratuito a través del cual puedes escuchar casi toda la música de casi todos los gustos de forma gratuita y con el único inconveniente de escuchar un par de anuncios cada dos o tres temas musicales. Está siendo, sin duda la salvación de discográficas y el triunfo, por fin, de la legalidad respecto a los derechos de autor, en este caso, musicales.
Las discográficas cobran según el número de veces que sean escuchadas sus canciones y los usuarios pueden disfrutar de su música favorita sin bajárselea ilegalmente de internet. Fue y es un gran acierto.

Lo mismo pasará en menos tiempo del que nos imaginamos con los libros digitales, empezarán a ser bajados ilegalmente y sin pudores por todos aquellos que tengan un ereader en su poder. Lo positivo esta vez es que gente como los creadores del futuro 24symbols ( el nombre lo toman de las 24 letras del alfabeto griego) se han adelantado a ese desastre económico para todos los que vivimos del libro y han ideado esta idea que a partir de marzo ya estará en beta en su página web: http://www.24symbols.com/.

La estructura será la siguiente: el usuario podrá buscar y leer su libro digital en el dispositivo correspondiente con la condición de que en él irá insertada cierta publicidad, como indica uno de sus creadores Aitor Grandes, “se tratará de poner la publicidad de forma que no moleste al lector, en palabras claves o al final de la página”.

Este es un proyecto aún en construcción, mientras tanto, todos aquellos que querais descubrir este nuevo mundo ya teneis la oportunidad de hacerlo en muchas librerias que ya tienen a la venta tanto ereaders como cientos de ebooks en sus páginas webs, te invitamos a descubrir todo un mundo detrás de esta nueva tecnologia al servicio de los vosotros, voraces lectores.
Como comentaba este fin de semana otro artículo de un periódico: la lucha a comenzado, papel con tinta o pantalla con pixeles? He ahí el dilema. La elección es tuya.
Os invitamos a descubrir que es esto de un ereader...





Y como sé que todos domináis el inglés a la perfección otro más completo...





Señoras y señores, el futuro ya está aquí y ahora más que nunca hay que renovarse o morir pensando que el pasado siempre fue mejor. El pasado pasado está.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Farruquiño


Gonzalo Torrente Ballester, Ediciones Embora, 2010.

La publicación de esta novela de 1954 de don Gonzalo Torrente Ballester por la editorial ferrolana, ha sido desde luego todo un acierto. Esta novela fue publicada en su momento en el marco de la colección “La novela del sábado” en un soporte modesto, pero que llega hasta nuestras manos editada en tapa dura y “con un trabajo tipográfico, filológico y de encuadernación especialmente cuidado” como bien anuncian desde la propia editorial. Y es que para esta labor, Embora ha contado en todo momento con la colaboración de los herederos del escritor, y en especial de quienes se ocupan más directamente de custodiar su obra.

Farruquiño, el entrañable protagonista, es el hijo bastardo de un capitán de navío. Magníficamente retratado, asistimos a su nacimiento, infancia y adolescencia y le vemos como va pasando de unas manos a otras por su nada recomendable condición. Farruco quiere ser marino, como su padre, al que conoció durante tres años en su niñez, y no ve más allá de su empeño. Aprenderá latín, álgebra, francés y geografía para convertirse en el mejor capitán del San Mateo pero todo no sucede como nos gustaría… y hasta aquí puedo leer.

El padre de Torrente Ballester era marino y como Farruco, su vida oscilaba entre dos pequeñas aldeas del Ferrol, como le pasa al protagonista de la obra. Pero que quede claro: en la obra de Torrente hay mucho de su experiencia personal de la vida pero no de su vida personal (eso es de mal gusto, aclara) como él mismo dijo en una entrevista para televisión.

Desde luego, en pocas páginas me ha demostrado que es un narrador extraordinario y en la entrevista que he visto (del mítico "A fondo" que seguro algunos conocéis)me ha caído francamente simpático. Siento que no nos hayamos conocido antes, igual que siento lástima de que el reconocimiento como escritor fuera tardío, pero en cualquier caso, encantada de conocerte. Seguiremos en contacto.

Noelia

sábado, 30 de octubre de 2010

Con el corazón en la mano

Chris Cleave, Maeva, 2010. A la venta en noviembre de 2010.

Little Bee huyó muy joven de la violencia y la muerte de su Nigeria natal, y al llegar al Reino Unido fue internada en un centro para inmigrantes. Durante dos años concentró sus esfuerzos en aprender perfectamente el idioma, consciente de que sólo ser muy guapa o hablar bien pueden ayudarte si eres extranjera. Una vez liberada busca a los dos únicos ingleses que conoce por un episodio del pasado: el matrimonio formado por Andrew y Sarah. Pero cuando localiza su casa, Andrew se ha suicidado y Sarah y su hijo de 4 años Charlie salen para enterrarlo. Little Bee les acompaña, los días van pasando, y ambas tienen que enfrentarse al pasado que las ha unido.

Little Bee se esfuerza por comprender esta sociedad nueva para ella donde no hay amenazas constantes, donde las familias viven juntas y no hay escasez. A su vez, el contacto con Little Bee le recuerda a Sarah que la vida es un don precioso que desperdiciamos en cosas superficiales, y que tenemos responsabilidad con las desgracias que sufren otros seres humanos en muchas partes del mundo.

Una historia de amistad y lealtad, que nos recuerda lo afortunados que somos por vivir en el mundo occidental, en un entorno pacífico. Una reflexión sobre el egoísmo y la entrega, sobre la voluntad y sobre nuestra capacidad de mejorar nuestro entorno.
Es importante destacar la facilidad con la que ignoramos que los inmigrantes que caminan por nuestras calles pueden ser refugiados de países donde el genocidio y la masacre suponen una rutina, y que la deportación implicará para ellos la muerte automática. Gente que huye de su lugar no ya para buscar una vida mejor, sino simplemente para conservar la que tienen, dejando atrás los cadáveres de sus seres queridos.

Lo mejor: la mirada de Little Bee sobre nuestra sociedad, y su capacidad para empezar de nuevo pese a todo lo vivido. Su valentía.

Lo peor: el amante, el primer encuentro con Sarah y la conversación de la cocina. Aunque entiendo su carácter de antagonista, aunque represente una voz real de la sociedad y la postura que adopta es verosímil y enriquece la narración, creo que tiene más entidad como prototipo que como personaje.

Mejorable: el título y la cubierta españolas. El título estadounidense es "Little Bee" y el inglés y australiano "The other hand" (en mi opinión, el mejor de los tres).

viernes, 29 de octubre de 2010

El hombre mojado no teme la lluvia


El hombre mojado no teme la lluvia, Olga Rodríguez, Debate, 2009
Desde 2003, cuando estalló la guerra de Irak, empecé a seguir a jóvenes periodistas, como Olga Rodríguez, Mercedes Gallego, Julio Anguita Parrado o Jon Sistiaga, que me parecía que podían imprimir una visión nueva, cada uno desde su medio y a su manera.
Olga Rodríguez, especialista en conflictos internacionales, ha reunido en este libro algunos de los testimonios del “otro lado” de las guerras, esa parte invisible para políticos y soldados. Las caras y las historias de civiles que, una vez estallado el horror, deben luchar sin armas por su vida, apelando a veces a la humanidad, la compasión o la justicia.
Es un recorrido por Palestina, Líbano, Siria... y en cada uno de ellos un puñado de recuerdos y supervivientes.
Quizá no sea un libro para leer todo seguido, por su dureza, por la crueldad que se entreve. Pero es un libro necesario, para nosotros y por ellos. (Gran epílogo)
Destaca, al final, la culpabilidad que en muchas ocasiones atenaza a los enviados especiales, que además de narrar, y de ponerse a salvo, sufren y se desesperan cuando el instinto de supervivencia les aleja del prójimo y “huyen” volviendo la cabeza sin dejar de mirarles…
Conmovedor de principio a fin.
Virginia

La habitación

Emma Donoghue, Alfaguara, a la venta en noviembre 2010.

Jack vive en la Habitación con mamá. Jack tiene 5 años, el pelo muy largo y todos los días hacen gimnasia en la Habitación, y gritan por la claraboya del techo (Jack no entiende mucho para qué) y ven la tele (donde están las cosas que no son reales, como el mar y la hierba), y deciden qué pedir para el gusto del domingo. Por las noches, Jack se mete en el armario a dormir, porque viene el Viejo Nick y a mamá no le gusta que le vea, y suena el piipii del teclado de la puerta, y luego suena la cama de mamá, y luego se marcha, y a la mañana siguiente, si hay suerte, hay nueva comida.

Jack es el narrador en esta historia: vive con su madre en la habitación en la que nació, en la que su madre lleva encerrada desde que hace ocho años fue secuestrada. Su madre crea para los dos un mundo propio, un mundo feliz para su hijo. Pero un incidente les recuerda hasta qué punto están en peligro, y se ve obligada a tomar decisiones arriesgadas para cambiar la situación. Desde los ojos inocentes de un niño podremos analizar el valor de muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, valorar la libertad, el contacto con nuestros seres queridos, las posesiones materiales que facilitan nuestra rutina.

Me ha gustado este libro, la rutina en la habitación, la forma de aprovechar al máximo cada detalle. Me ha gustado la segunda parte, en la que los limpios ojos de Jack lo miran todo por primera vez. Engancha, es fácil de leer; pero también es duro, y te encoge un poco el estómago asomarte a ese pozo de maldad que habita en algunos seres humanos.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Arrugas

Paco Roca, Astiberri, 2007.

Paco Roca es uno de los nombres fuertes del cómic español. Con esta obra recibió el Premio Nacional del Cómic 2008. En Arrugas acompañamos a Emilio a la residencia en la que le interna su hijo tras sus primeras muestras de Alzheimer. Allí conocerá a muchos otros señores mayores, cada uno con sus achaques y con su historia. Pero el mundo de Emilio es difícil y frustrante, porque se desorienta, a veces piensa que está en el pasado y otras se queda en blanco.


Triste y tierno, lúcido y conmovedor, es un recordatorio de la soledad y la tristeza que marcan la vejez de nuestros mayores, pero también una incursión en otras opciones: la amistad, la empatía, la aventura.

Absolutamente recomendable.

martes, 26 de octubre de 2010

200 Ideas para organizar la casa


Daniela Santos Quartino, Loft Publications, 2010.


¡Nuestra primera reseña en el blog de un libro de decoración! No sé si ha sido el libro más adecuado de todos pero os aseguro que sí el más pesado teniendo en cuenta sus dimensiones.


Me lo llevé a casa para sacar unas cuantas ideas y la verdad es que sí que me ha servido. Abarca todas las estancias y da buenas soluciones sobre cómo organizar desde la cocina, pasando por el estudio, los dormitorios, baños, salones, zonas de paso y acabando con las zonas exteriores.
Y es que el reto de conseguir una casa con todo lo necesario y en orden, es más que interesante. Hay que usar el ingenio para aprovechar cada centímetro disponible y libros como éste, te dan unas cuantas ideas sobre diseños de cientos de cosas, que desconocía.


En cualquier caso, tiene los mismos defectos que las revistas de decoración para el público en general: que las personas normales no tenemos una habitación enorme en exclusiva dedicada al vestidor (aunque sería un sueño hecho realidad para muchas mujeres, entre las que me incluyo) ni tampoco tenemos una piscina infinity en la terraza unida con el mar. Pero bueno, las ideas sobre cómo organizar lo que tienes o lo que te gustaría tener, aparecen y es genial poder hacer uso de ellas.


Noelia

miércoles, 20 de octubre de 2010

Sé lo que estás pensando

Sé lo que estás pensando. John Verdon. Roca editorial. 2010

Menuda paranoia, ale ese es el resumen del libro. Pero paranoia buena eh, de esas que no te dejan pensar en otra cosa mas que en el argumento del dichoso libro. O sino, escuchad, bueno leed y luego hablamos: Un hombre recibe en su casa una carta invitándole (bueno mejor dicho exigiéndole porque el de las notitas es muy chulito) a que piense un número. El buen hombre piensa el número y abre otro papelito adjunto donde le pone ( oh gran sorpresa ) ¡¡¡ el número que había pensado!!! Anonadado se queda él y todos nosotros leyéndolo y poniéndonos en esa situación.

A partir de esta escena la novela nos lleva por los caminos comunes a la típica novela policiaca de muertos y búsqueda de culpables, aunque lo que verdaderamente nos importa en toda la novela es, sin duda, el cómo narices ha sabido ese hombre el número que piensa la gente antes de decirlo. Porque son muchos los casos que van surgiendo con los dichosos números. Vamos que lo que queremos es descubrir el truco.

Os animo a ello porque entre medias nos paseamos por una buena historia protagonizada por David Gurney un policía de los buenos buenos que una vez retirado es requerido por sus antiguos compañeros para que le echen una mano en resolver un caso. Petición a la que el señor Gurney accede a pesar de que ello afecte a su matrimonio que ya está un pelín destruido.

El final evidentemente me lo callo pero sólo digo que merece la pena llegar a él porque cuando creíamos que todo el pescado estaba vendido… y hasta aquí puedo leer. Chan chan
Os dejo la página web del libro por si os aburris mucho.

Lo Mejor: La intriga del numerito envuelta en una buena historia.

Lo Peor: ahora que he me puesto policiaco necesito una novela que no sea la misma siempre, una solución quiero.

domingo, 17 de octubre de 2010

Menos que cero


Menos que cero, Bret Easton Ellis, Mondadori, 2010
Bret Easton Ellis, conocido sobre todo por American Psycho, es unos de los mayores exponentes de la literatura norteamericana. Menos que cero, escrita en 1985 y reeditada este año, es, en definitiva, uno de tantos retratos de la llamada Literatura de los 80.
Es una novela dura, fría, sin concesiones. En ella conocemos a Clay, junto al resto de sus amigos, un joven adinerado, caprichoso y entregado a una vida al límite. Sus días transcurren entre fiestas, coches de lujo, cocaína y música.
Antecedente o inspiración de series televisivas, películas y libros posteriores, en Menos que cero se describen las universidades del sur de California, las primeras cabinas de rayos UVA, la MTV, Beverly Hills, Elvis Costello (del que toma prestado el título de una canción como nombre del libro), y la homosexualidad al descubierto.
El tono de descontento, apatía e impersonalidad hacen del libro algo lejano. La mirada de desencanto del autor hace percibir que no hay esperanza para esos chicos, futuros cadáveres (tal y como aparece en algún párrafo), con los que no llegas a empatizar porque no quieren permitírtelo.
Es una novela breve, rápida, de frases cortas, directas y sencillas. Salpicada de diálogos, a veces sin sentido (como sus propias vidas) y frases que obsesionan al protagonista y que repite compulsivamente: “¿Qué es lo que importa?”. Lo que importa es la representación de esas vidas hechas pedazos, sin futuro y sin ilusión.
Demasiado duro, a mi gusto. Te deja sensación de tristeza o compasión por ellos. Será que en pantalla, grande o pequeña, todo parece más bonito, más luminoso, menos real.
Virginia

jueves, 14 de octubre de 2010

Oficios Ejemplares


Paola Tinoco, Páginas de espuma, 2010.

Paola Tinoco es la representante de Anagrama en México y éste es su primer libro publicado por “Páginas de espuma”, cosa muy apropiada teniendo en cuenta que es la editorial de referencia para el género del cuento.

Me lo llevé porque la idea era muy buena “Oficios ejemplares” pero en la línea de “raros”, poco habituales, de los que ninguna madre querría para sus hijos. Esos de los que hemos oído hablar o quizás, en algún momento hemos pensado ¿quién se encargará de hacer esto? Es el caso de profesiones tan variopintas como recogepelotas de golf, sexador de pollos, recogida de animales muertos en las carreteras, probador de montañas rusas…en fin, un montón de profesiones que si conociéramos a alguien que las desempeñara, seguro que acabaríamos diciendo algo así como “Vaya curro más raro”.

Pero Paola Tinoco no se refiere a ninguno de estos y nos presenta otras catorce profesiones que son, entre otras menos interesantes, las siguientes: cenicienta humillada (una mujer a la que pagan por dejarse humillar en público), ladrón de libros (un librero con un plan infalible para robar sin que se note –no deben hacer inventario en esa librería-), soñatriz, rezandera, buzo de fosas comunes en cementerios, limpiador de coches después de un homicidio y antes de que llegue la policía…

En fin, profesiones que pueden ser reales y otras inventadas pero que no llegan a madurar en el cuento. Cuando el relato comienza a ser mínimamente interesante, se acaba, con lo que no llega a suceder nada y tampoco deja a la imaginación lo que pudiera suceder después porque no tenemos datos suficientes ni llegamos a conocer apenas a los personajes. Vamos, que nos da igual lo que les ocurra. No provoca en más mínimo interés, al menos a mí.

Paola,un consejo: lee a Cortázar.

Noelia

martes, 12 de octubre de 2010

El tren de los monstruos


Ignasi Valios Buñuel, Anaya 2010.

Siguiendo con la estela de la colección "Cuentos para leer a oscuras" de los que ya conocíamos otros títulos como La luna (perfecto para aprender el abecedario) y ¿Dónde viven las hadas?, acaba de llegar hasta nuestra librería El tren de los monstruos, un divertido libro para leer con luz una cuantas adivinanzas y que nos da la monstruosa respuesta una vez que la apagamos.

La verdad es que ha llegado en una época muy apropiada teniendo en cuenta que poco nos falta para el día de todos los santos, más conocido últimamente como Halloween...

Me parece una idea muy original de transformar un libro en un juguete divertido para los peques, porque lo cierto es que les fascina la idea (lo sé por propia experiencia) de apagar la luz y que el libro brille.

Os dejo una muestra ¡a ver si lo adivináis!:

"Cuando hay luna llena....le sale pelo y melena...."

Noelia

lunes, 11 de octubre de 2010

KIKI de Montparnasse


Catel & Bocquet, Ediciones Sinsentido, 2007.

Alice Prin, más conocida como Kiki de Montparnasse, fue una mujer que vivió en ese barrio de París en los años 20 del pasado siglo. Tras una infancia desgraciada, Alice se traslada a París siendo adolescente en busca de una vida mejor. Después de saltar de trabajo en trabajo, por casualidad se ve arrastrada hacia el mundo del arte, donde comienza a posar como modelo de pintor. En aquellos momentos se reúne en Montparnasse el futuro del arte europeo, y Kiki traba amistad con Soutine, Modigliani, Kisling (a través de sus cuadros descubrí los grandes ojos de Kiki),Fujita, Picasso, Tzara, Breton... Posará para casi todos, con los demás disfrutará de noches eternas bañadas en alcohol y todo tipo de sustancias. Es la época del cabaret, Kiki empieza a bailar y cantar, se enamora de Man Ray, quien la inmortalizará en múltiples fotografías. Todo sirve para escapar del hambre y del frío. Porque siempre habrá un bar abierto, un cuadro más, algo de vino.

Kiki representa el espíritu de una época, una forma de agotar la vida a pasos de gigante. Buscó ser admirada y querida, y lo consiguió en muchos momentos. Pero también fue continuamente criticada por su vida liberal, su facilidad para desnudarse, estuvo varias veces en la cárcel y sufrió el rechazo de su familia.

Es la primera vez que leo una biografía en cómic, y me ha gustado mucho. Ésta tiene además un glosario de personajes al final, que te permite comprender el papel de las personas que pasaron por la vida de Kiki.

Recomendable para los aficionados a las vanguardias y al París de los años locos.

domingo, 10 de octubre de 2010

La feria del mundo


La feria del mundo, E.L. Doctorow, Miscelánea, 2010
E.L. Doctorow es reconocido como uno de los mejores autores anglosajones del S.XX, tanto que hace unos días entraba en las quinielas para ganar el Premio Nobel de Literatura 2010. Hasta ahora no había leído ninguna de sus obras, pero después del éxito que entre mis compañeras ha tenido Homer y Langley, me decidí.
La feria del mundo es un recorrido por la historia de Estados Unidos en los difíciles años 30, con Nueva York como protagonista y con Edgar como maestro de ceremonias. A través de sus recuerdos infantiles el autor nos lleva al Bronx, a la Gran Depresión, la Exposición Universal, el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la aparición del enorme zeppelin alemán.
Edgar se recuerda como un niño asustadizo, lleno de traumas y complejos que consigue salir a flote gracias al mimo de su familia. Poco a poco comienza a descubrir sus capacidades, a disfrutar de nuevas sensaciones, de éxitos en la escuela, de los primeros escarceos amorosos con Meg… Su mirada es la de un niño fascinado con una ciudad que nunca deja de sorprenderle, desde la tienda de música de su padre hasta el metro, los puestos ambulantes o los buhoneros que les salen al paso cuando recorren Manhattan. Nueva York y él crecen juntos, cambian a la vez: Edgar avanza hacia la adolescencia, mientras que la ciudad lucha por sobrevivir a la crisis económica y a las primeras esvásticas. Pese a todo quizá sea una visión edulcorada de lo que fue, como casi siempre que hacemos memoria de un tiempo pasado, pero sin duda es una gran novela de costumbres que nos transporta a los primeros años del siglo pasado con romanticismo y nostalgia.
Después de haber disfrutado con la obra tengo la sensación de haber leído una especie de Forrest Gump (película que me encanta), salvando las distancias.
Muy buena
Virginia

miércoles, 6 de octubre de 2010

Devuélvame el dinero

Los agentes del sector del libro hablan continuamente sobre el libro digital y los cambios que va a provocar en la forma de comercialización actual. Se duda de si todos los intermediarios serán necesarios o si se convertirán en prescindibles. Se habla del lector conectado con el autor, de rapidez, comodidad, ahorro. Se plantea cuán permeables serán los lectores a las nuevas herramientas.

Pero hay una reflexión pendiente con la que nos encontramos ayer: ¿qué pasa con aquellos lectores dispuestos a gastarse el importe de un e-reader, dispuestos a meterse en una web para comprarse un e-book, pero que una vez hecho esto, no lo saben instalar en su lector? ¿qué papel debe jugar el librero, con frecuencia con conocimientos informáticos muy limitados, cuando el cliente acude a protestar ante él, porque es el único interlocutor que encuentra, tras intentar llamar a un teléfono que nadie descuelga y tras escribir y encontrarse como contestación que el dinero no se lo devuelven porque el libro sí lo ha comprado, aunque no sepa cómo acceder a él?

Óscar, que por su trayectoria ha vivido las dificultades que la tecnología provoca, y que es sagaz para percibir fuentes de conflicto, ya nos lo había advertido: la tarjeta e-book traería problemas. Ayer llegó el primer caso. ¿El primero de cuántos?

¿Cuál será la posición del librero del futuro (no tan lejano)? ¿Depende su puesto de ser capaz de aprender y transmitir conocimientos informáticos? ¿cómo acceder a esos conocimientos que el lector no está consiguiendo por sí mismo? ¿debe detener su tarea de venta en sala para explicarle a un cliente (probablemente maduro, probablemente que requiera tiempo) cómo realizar una transacción de la que no sacamos beneficio? ¿tenemos acaso alternativa?

martes, 5 de octubre de 2010

Los 22 de Granta

Granta es una revista británica prestigiosa, famosa por hacer cánones sobre escritores jóvenes que se consolidarán en el futuro. Acaba de seleccionar 22 autores en lengua española para un número especial sobre escritores hispanoparlantes menores de 35 años. A bote pronto, ¿qué nombres hubierais destacado?

Ellos han seleccionado a:

Andrés Barba, Pablo Gutiérrez, Javier Montes, Elvira Navarro, Alberto Olmos y Sónia Hernández de España.

Oliverio Coelho, Federico Falco, Matías Néspolo, Andrés Neuman, Pola Oloixarac, Patricio Pron, Lucía Puenzo y Samanta Schweblin de Argentina.

Santiago Roncagliolo y Carlos Yushimito del Valle de Perú.

Carlos Labbé y Alejandro Zambra de Chile.

Rodrigo Hasbún de Bolivia.

Andrés Felipe Solano de Colombia.

Antonio Ortuño de México.

Andrés Ressia Colino de Uruguay.

¿Los conocéis? Yo ni siquiera conozco a los cinco españoles. Así, de vistazo rápido, creo que sólo he leído a Olmos. A Patricio Pron he estado a punto de cogerlo varias veces, pero nunca me he acabado de decidir (y ahora me desconcierta la postura que ha puesto en la foto que publica El País). Roncagliolo y Neuman son, para mí, los más conocidos, pero no los he leído; de Andrés Barba sólo puedo decir que, aunque no tengo una base muy real para esta opinión, no me cae bien. Leí alguna reseña positiva cuando Lumen publicó "Pájaros en la boca" de Samanta Schweblin.

Fin.

¿Qué significa esto? ¿Que no leemos autores jóvenes? ¿Que no leemos autores desconocidos? Es innegable que leer autores consagrados suele implicar un filtro de calidad, o que leer aquellos que otras personas nos han recomendado (y no arriesgar) reduce la pérdida de tiempo (y de dinero) que puede conllevar leer indiscriminadamente.

Este desconocimiento, ¿nos caracteriza como lectores? Si a mí muchos no me suenan, ¿cuántos conocerá un lector medio de nuestra librería? Cierto es que para ellos es un empuje muy importante, para empezar han salido en casi todos los periódicos, y todos los amigos de lo nuevo y de estar a la última buscarán sus textos. De ahí a que nosotros notemos esa recomendación en nuestras ventas, hay distancia.

En cualquier caso, yo intentaré prestarles atención, ver qué están haciendo y si merece la pena. ¿Os animáis?

domingo, 3 de octubre de 2010

Lorenzo Silva y su novela negra


Después de pasarme todo el verano acompañando a Vila y a Virginia en las tareas propias de su "picolicie", he llegado al final.
No me han defraudado ni sus primeros pasos como compañeros ni las sucesivas situaciones (no siempre dignas ni recatadas...) a las que deben enfrentarse.
La estrategia del agua, sexta, y de momento, última entrega de la serie Bevilacqua y Chamorro me gustó tanto que decidí ponerme al día de su pasado (como ya os conté): El lejano país de los estanques, El alquimista impaciente, La niebla y la doncella, Nadie vale más que otro (recopilación de relatos cortos que a mi gusto flojea un poco), y La reina sin espejo.
Son historias de estructura similar, alejadas del glamour tipo CSI pero que crean expectación, incluso fanatismo. Novela negra hecha en casa pero nada despreciable. Y los protagonistas... sin duda lo mejor.
Mientras esperamos a la siguiente entrega, os dejo un enlace (al que el propio autor hace referencia en su blog), donde podréis conocer más de la pareja y de la serie: http://www.infusionados.net/article.php?id_article=499
Virginia

jueves, 30 de septiembre de 2010

La luz es más antigua que el amor


Ricardo Menéndez Salmón, Seix Barral, 2010.


Un pintor blasfemo que transforma el sufrimiento ante la pérdida de su hijo en una forma de dignidad. Dos pintores contemporáneos, uno de mirada genial, otro que devora su propia obra. Un autor que novela esos tres personajes, observado en tres momentos de su vida. Una reflexión sobre el arte, sobre su sentido, su capacidad transformadora o curativa. En palabras de Bocanegra:


"La literatura, la pintura, la belleza en una palabra, lo habían salvado entonces de su propia desesperación, cuando en el umbral de sus cuarenta años la vida se desplomó sobre sus hombros con su peso formidable. En aquel libro, el más ambicioso que hasta entonces había concebido, Bocanegra había querido contar a los demás pero también a sí mismo el misterio de la creación, en qué consiste el don y la condena de estar tocado por la pesada mano del arte, a qué umbrales se asoma el creador tras recorrer pasillos sin fin, qué abismos se abren a ambos lados del camino para esos espíritus irredentos, un poco salvajes, que ganados por la tristeza no dedican sus vidas sólo a engendrar, comer, beber y defecar, sino que intentan buscar un sentido, un para qué, una dimensión más allá de las evidentes a toda esa plétora derramada que es la vida de los hombres.

Por supuesto, había errado en su empeño. Pero nunca como antes se había sentido tan aliviado de sus miserias durante el proceso de escritura".


Me ha gustado mucho su lenguaje destilado, que construye frases de auténtica belleza. Me han conmovido sus reflexiones sobre la belleza, sobre la capacidad evocadora del arte. Me desconcierta su estructura, no acabo de entender la utilidad en el texto de los episodios de Bocanegra, leedlo y lo comentamos, ¿vale?

Pero leedlo, porque merece la pena. Leedlo despacio, y será una de las lecturas del año.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Emigrantes

Emigrantes, Shaun Tan. Barbara Fiore Editora. 2007

Cuando lo vi expuesto me llamó la atención, cuando lo abrí aleatoriamente me impacto y cuando lo leí ( lo ví en este caso ) me sobrecogió.

Emigrantes es una historia gráfica sin palabras. Dibujos que traspasan lo artificial y cobran vida en cada una de las páginas en las que el dibujante australiano internacionalmente premiado Shaun Tan nos revuelve por dentro narrándonos con sus dibujos historias de despedidas, superaciones, dificultades y miedos sin utilizar una sola palabra.

Un padre que deja a su familia para adentrarse en un país nuevo que le resulta enloquecedor, tan sólo su fuerza y la necesidad de conseguir algo mejor para los suyos le harán sobrevivir en una sociedad desgarradora para los emigrantes.

Para un perfecto desconocedor de las historias gráficas y los comic como soy yo, ha sido un gran descubrimiento. Os invitamos a admirarlo en las librerías y para que tengáis un pequeño aperitivo esta es la página del autor en las que podéis disfrutar de alguna de las ilustraciones: http://www.shauntan.es/index.php/shauntan/albumes/category/emigrantes/


Lo Mejor: Descubrir que una persona pueda transmitir tanto con un lápiz y un folio. Impactante.
Lo Peor: ( no comment ).

jueves, 23 de septiembre de 2010

Lo que me queda por vivir


Lo que me queda por vivir, Elvira Lindo, Seix Barral, 2010.
Si hay una palabra que define este libro es triste. Elvira Lindo ha vuelto con una historia que produce tristeza y una profunda angustia.
En el Madrid de los 80 Antonia se ve sola con un niño, en medio de tormentosas relaciones sentimentales, desarraigada de su familia, huérfana de madre, mientras se gana el pan, casi siempre a horas intempestivas, como redactora de radio y televisión.
Antonia es lúgubre, otoñal, y con esa actitud se enfrenta a la vida, a sus inseguridades y a la infelicidad al lado de un hombre que la humilla. Gabi es su perfecto contrapunto: vivaz, alegre, inteligente, sensible e incondicional. Siempre atento de su madre. Un niño al que dan ganas de achuchar. Es él quien, contra toda lógica, lucha por la felicidad de ambos, con sus bailes, sus enfermedades psicosomáticas, sus gestos cuidados y sus afectos desmedidos. Un complejo de Edipo que enternece pero en el que maneja los tiempos y reconoce los esfuerzos maternos por estar a la altura.
Me ha gustado leer como, primero como hija y siendo madre después, evoca imágenes de su infancia, de la cocina de su casa donde “vivían” las mujeres, los olores, los pajaritos cantarines, la radio siempre de fondo... Son las madres y las abuelas de muchos de nosotros. Ésta es la única parte en la que he conseguido involucrarme en sensaciones, momentos y bonitos recuerdos de no hace tanto tiempo.
Incluso la narración me ha resultado sobresaltada, a trompicones, desigual y muy irregular. Alternar diferentes tiempos narrativos (que a veces quedan descolgados) y larguísimas reflexiones no siempre funciona. Teniendo en cuenta que los personajes principales se anuncian desde la portada, las páginas que dedica a secundarios sin relevancia me parecen prescindibles. El final bonito, abrupto y acelerado, con prisa. La anunciada parte autobiográfica es, creo, poco verosímil, y el título sacado de un bolero, demasiado romántico para el contenido del libro.
Después de Una palabra tuya decidí darla otra oportunidad, pero me sigo quedando con Manolito Gafotas, el Imbécil y Susana Bragas Sucias. No me creo a la autora adulta, la prefiero guasona e infantil.
Virginia

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un día perfecto

Melania G. Mazzucco, Anagrama, 2008.

¿Qué diferencia un día normal de un día definitivo, aquél en que todo cambia? ¿Qué podría convertirlo en perfecto? El título se inspira en una canción de Lou Reed ("Oh, es un día tan perfecto / estoy contento de haberlo pasado contigo).

Pasan las horas, y vamos conociendo a los personajes: un exmarido maltratador que vigila a su familia, un punki antiglobalización que tira una bomba en una hamburguesería, un político en plena campaña electoral, la mujer distante que vive a su lado, la madre abnegada que intenta sacar a sus hijos adelante después de la separación, la adolescente oscura que se aleja de su madre para buscar su propia identidad, el profesor de instituto que se siente estancado... Se van definiendo sus vínculos: dos familias, dos clases sociales, múltiples formas de alejamiento. El narrador se apoya en ellos para provocarnos un alto grado de empatía. Todos sufren, todos querrían arreglar las relaciones con los que les rodean, todos sienten su vida vacía y con frecuencia piensan que el de al lado es más feliz. Y como escenario, una Roma frenética, bella, fría, sin compasión.

Un estilo fluido, gran capacidad para recrear personajes. Me ha gustado mucho.

Iris.